Qué puedo hacer con mi plan de pensiones

Los bancos se estaban comiendo mi rentabilidad…

Estaba harto de que mi plan de pensiones, que me hice allá por los años 90 más que nada para rebajar algo mi factura de IRPF, apenas tuviese rentabilidad. De hecho casi lo tenía olvidado hasta que repasando mis cuentas en Microsoft Money 99 (que por cierto aún se puede instalar tanto en Windows 7 como en 10) ví lo poco que rentaba.

Entonces oí hablar de Indexa Capital.

En los últimos tiempos cada vez está ganando más popularidad la llamada gestión pasiva, que no es ni más ni menos que, mediante fondos de inversión o planes de pensiones, replicar uno o varios índices económicos manteniendo en cartera los mismos activos que este.

Históricamente la rentabilidad de la bolsa a nivel global siempre ha sido más alta que cualquier otra inversión, con lo que, si queremos invertir unos ahorros para dejarlos ahí bastante tiempo, por ejemplo para nuestra jubilación, no hay ninguna duda de que un plan de pensiones o fondo de inversión que invierta en el mayor número de valores posible es la alternativa perfecta.

Pero ¿qué nos impide contratar este plan de pensiones o fondo de inversión en nuestro banco habitual? Pues absolutamente nada. Eso sí, las comisiones se te van a comer una buena parte de la rentabilidad. Eso me pasaba a mí y eso le está pasando a tanta otra gente.

Ahí es donde entran los llamados robo-advisor, entidades que automatizan todo el proceso de ajuste continuo de carteras para reducir los costes al máximo.

Un ahorro del 82% en comisiones y otros costes (coste total promedio de 0,60% anual, vs 3,40% en la banca) puede parecer poco, pero año a año se va llevando un buen bocado de tus beneficios y al final las cantidades pueden ser enormes.

Sin mucha fé al principio, comencé a informarme por si me interesaba trasladar mi plan de pensiones, ya que lo había tenido dando vueltas por la antigua Caja Madrid, La Caixa, ING direct… y en ninguno de estos bancos la rentabilidad ha sido para tirar cohetes.

La gran diferencia con Indexa Capital es que, sin tener una gran cantidad de dinero, puedes invertir en planes de pensiones y fondos de inversión cuyos activos abarcan todos los sectores de la economía global, de modo que se diversifica el riesgo y a la larga siempre resulta en una rentabilidad mayor que si se invierte en ciertas empresas o sectores, ya que uno nunca sabe, por mucha economía que estudie, cuando puede producirse un crash bursatil o cuándo puede empezar a subir como la espuma.

De todas formas, a la hora de contratar tu plan o fondo se realiza un test de idoneidad para ajustar una mayor o menor exposición a bolsa, sobre todo dependiendo del tiempo que vayas a mantener la inversión y tu tolerancia al riesgo.

Todo está automatizado, y ya sea trasladando tu plan de pensiones o fondo de inversión desde otra entidad o abriendo uno nuevo, todo el proceso es muy ágil y te informan en todo momento si hay algún inconveniente.

En mi caso trasladé mi antiguo plan de pensiones a Indexa Capital y todo fue como la seda, en unos días tenía mi cuenta abierta. Hace poco contraté un fondo de inversión y ya os contaré que tal me va.

Las dos cuestiones principales llegados a este punto; rentabilidad y seguridad.

La rentabilidad es la que esperaba, puesto que elegí una alta exposición a bolsa y coincidió con un periodo de subida de los mercados sostenida que me hizo llegar a tener un 18% de rentabilidad. En febrero marzo de 2020 en plena crisis del coronavirus, bajó bastante, pero a largo plazo no me cabe duda de que no hay mejor inversión.

A día de hoy éste es el gráfico de rentabilidad de mi inversión:

El gráfico muestra la rentabilidad de mi plan de pensiones en Indexa capital.
A pesar de la crisis del coronavirus, la rentabilidad es aun positiva

Pongo el gráfico justamente tras la tremenda crisis del coronavirus, y aun así la rentabilidad es positiva (llegó a ser del 18% en menos de un año).

Por supuesto soy consciente de que no todo el mundo está dispuesto a soportar los altibajos propios de la renta variable, pero es que mi plan es de los de mayor exposición a bolsa y la volatilidad no me preocupa a largo plazo. Para eso está el test inicial en el que eliges más o menos riesgo (y rentabilidad esperada, claro).

De la seguridad no tengo dudas, ya que cuenta con todas las garantías de supervisión y control necesarias teniendo en cuenta que les vamos a confiar nuestro dinero. Está supervisada por la CNMV como se puede comprobar en la web oficial del organismo supervisor. y adherida al Fondo de garantía de inversiones. El banco con el que colaboran es Inversis, uno de los más solventes de España.

Ahorras un 82% en comisiones y otros costes (coste total promedio de 0,60% anual, vs 3,40% en la banca) ¡que se dice pronto!

Todo está automatizado, tanto el test de perfil inversor como tu inversión y los reajustes automáticos.

Si lo que buscas es un lugar donde ahorrar a largo plazo ya sea en planes de pensiones o en fondos de inversión, te recomiendo Indexa Capital sin dudarlo.

Además, si recomiendas (que recomendarás) Indexa a tus conocidos que quieran invertir, ambos tendréis una bonificación consistente en que no te cobran sus comisiones por 10,000 Euros en los fondos de inversión.

Cómo imprimir solamente algunas partes de una web

Se pueden eliminar los anuncios, imágenes y todo lo que no te interese imprimir.

Aunque parezca difícil, desde hace tiempo existen varios métodos para seleccionar únicamente los elementos que queremos imprimir de un sitio web. Es tan sencillo como añadir un enlace a favoritos.

Sólo tienes que arrastrar el siguiente enlace Printwhatyoulike a tu barra de favoritos y ya lo tendrás a tu disposición.

Cuando quieras imprimir cualquier web en la que estés, sólo tendrás que pulsar en el favorito que hemos creado en el paso anterior y aparecerá una columna a la izquierda.

Printwhatyoulike en acción eliminando elementos de la web que no queramos imprimir

Para eliminar cualquier párrafo, imagen o elemento tan solo tenemos que hacer click en él, se rodeará de un borde rojo y aparecerán las opciones para ese objeto (aislar, eliminar, ensanchar, redimensionar, guardar y seguir seleccionando, todo ello en inglés).

Una vez lo tengamos a nuestro gusto ya podemos pulsar en el botón «Print» en el botón de arriba a la izquierda.

También disponemos de un botón para deshacer, por si nos equivocamos, además de otras opciones como mostrar o nó las imágenes, el diseño de fondo de la web o los márgenes.

No es la única herramienta de éste tipo que existe, desde luego, hay otras muchas de funcionamiento similar como las siguientes:

Todas ellas pueden ayudarnos a ahorrar tinta o tóner, eliminando lo que no nos interese y formateando la información de la mejor forma para imprimir la información importante de la forma más limpia posible.

Por cierto que si lo que queremos es crear un archivo en pdf podemos hacerlo de la misma forma, solo que al imprimir, en el apartado «destino» en donde nos aparece el nombre de nuestra impresora debemos pulsar en la flecha desplegable para cambiar de impresora y seleccionar «Guardar como pdf».

A partir de ahora no derrocharás más hojas de papel y tinta, y tus impresiones quedarán mucho más presentables.

Como ver el fútbol de Movistar fuera de casa, en el televisor y sin cables

Como la mayoría de abonados a Movistar sabrán, con tu usuario y contraseña puedes ver los contenidos que incluye tu paquete en prácticamente cualquier dispositivo cuando no estás en casa, ya sea vía web, en el smartphone o tablet y también en las smart TV. No obstante en este último caso hay una excepción importante relacionada con los derechos de retransmisión de los partidos; si estás fuera de casa no te deja ver el fútbol en la aplicación de la smart TV, sólo en dispositivos portátiles y vía web, con el navegador, pero desde luego no los navegadores que suelen traer las TVs.

Últimamente la app de Movistar ha incluido compatibilidad con Google Chromecast, pero para los partidos sigue sin valer. Si intentamos enviar un partido desde la app de Movistar al Chromecast nos dará error y en la pantalla de la TV sólo podremos ver el consiguiente mensaje de que el fútbol no se puede ver en la pantalla grande si estamos fuera de casa…

(ACTUALIZADO) Sí que se puede ver el fútbol en el Chromecast siempre y cuando lo enviemos desde el navegador del PC. Lo más sencillo es entrar con el usuario y contraseña y seleccionar para ver el partido que nos interesa. Al pinchar en «ver ahora» se abrirá una ventana nueva sin botones en la parte superior, por lo que en principio no lo podremos enviar al Chromecast, pero esto se arregla pulsando con el botón secundario, el derecho, sobre la barra superior de la pestaña donde se ve el fútbol, apareciendo entonces un menú en el que pulsamos «Mostrar como una pestaña» y ya podremos pulsar el botón para enviar al Chromecast. Esto es con el navegador Chrome, pero debería funcionar de forma similar en Firefox o Edge.

Así las cosas, y si no tienes un Chromecast, aún tenemos algunas opciones. Por ejemplo, si nuestro televisor dispone de alguno de los estándares para enviar contenido como Miracast o DLNA, en principio funciona, pero dependiendo de las condiciones de la red y de las interferencias, al cabo de cierto tiempo la señal puede entrecortarse y no hay forma de ver un partido en condiciones. En ciertos smart TV, la opción suele llamarse «Screen share», como el caso de LG (aquí un tutorial detallado), o «Screen mirroring» en Samsung (tutorial para esta marca). No dudes en intentarlo si tienes algún modelo de estas marcas.

Si estas últimas opciones no nos funcionan satisfactoriamente o no disponemos de ellas, la última opción antes de recurrir a conectar el pc o smartphone a la TV con un cable es comprar un dispositivo específico para transmitir la señal HDMI, que se conectaría al aparato emisor y al receptor (la TV) mediante HDMI pero sin el engorro de un cable físico. Aquí puedes ver algunos modelos en amazon, donde no tendrás problema para devolverlo si no te va bien. En caso de que nada de esto funcione, entonces no tendrás más remedio que conectar ambos dispositivos mediante un cable físico, ya sea HDMI tradicional, o si tu TV es más antiguo, de hdmi a Euroconector.